Asociación Unidad Familiar Guardia Civil
                     Asociación Unidad Familiar Guardia Civil 

Los Piconsejos

113/01/18

MI HIJO SUFRE BULLYING, ¿QUÉ HAGO?

Uno de los grandes miedos que como padres nos preocupan es que nadie haga sufrir a nuestros hij@s, por eso es importante saber cómo debemos actuar en caso de detectar una señal de alerta en nuestros pequeños o en los de nuestro entorno. Para empezar debemos saber que el “Bullying” o acoso escolar es el maltrato físico o psicológico deliberado que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con el cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo.

Al bullying se le debe combatir desde la educación de nuestros hij@s, cada día. Los niños, que aprenden de quienes tienen más cerca, deben asimilar conceptos como solidaridad, educación y todos los valores positivos que seamos capaces de transmitirles. Para ello no basta con decirlo, es importante que tomen ejemplo de los actos de sus padres. Es por esto importante que actuemos frente a las injusticias de forma educada y activa. Sin embargo, por desgracia a veces no basta con educar a nuestros hij@s en esos valores y reforzar la confianza en ell@s mismos. Por todo ello, debemos tratar de asegurarnos de cuáles son las preocupaciones de nuestros hijos y acompañarlos durante la resolución de las mismas, dejando que sean ell@s quienes gestionen las soluciones.

Lo primero que debemos es ser capaces de detectar este problema ya que no siempre el/la menor comunica esta situación a sus progenitores. Para ello debemos atender a su estado de ánimo, su rendimiento escolar y todos aquellos signos que nos alertan de que algo no está como siempre. Es conveniente mantener una fluida relación con los profesores de nuestros pequeños, haciéndoles saber que es importante que nos alerten en caso de detectar alguna conducta que ellos consideren anómala, tanto en sentido positivo como negativo. En muchas ocasiones que exista una buena comunicación entre el profesorado y los padres evita de raíz que surjan problemas futuros. La sensibilización y concienciación de padres/madres, profesores y alumnos es sin duda la mejor herramienta. Si estás leyendo estas líneas debes saber que, en caso de que no se haya producido ya, el centro escolar al que acuden tus hij@s puede solicitar a la Guardia Civil charlas muy didácticas sobre varios temas de interés, entre ellos el bullying.

Es habitual que la mayoría de casos que se presentan en dependencias oficiales, lo hagan cuando la situación se antoja demasiado enquistada. Lo primero que deben saber los papas y mamas, es que al venir al Cuartel de la Guardia Civil acaban de comenzar un proceso que pondrá fin a su sufrimiento. Les explicaran que son personal cualificado y con amplia experiencia, por desgracia, en este tipo de casos.

Lo segundo y lo más importante de todo lo que podéis leer en este artículo es aprender que la reacción que los padres tengan cuando su hijo les cuente su problema es importantísima. Para ello es vital no juzgar a vuestro hij@, recordad que quienes ejercen la violencia sobre otros son siempre quienes generan el problema, no al revés. Acompañad a vuestro hij@ haciéndole sentir seguro y con la plena confianza de que pase lo que pase sus padres le van a ayudar de verdad, haciendo todo aquello que sea necesario.

Por tanto, lo primero que deben hacer los padres y madres que se encuentren con este problema es solicitar una reunión con el Director del centro de estudios, el Jefe de estudios y el tutor del menor, exponerles el problema y solicitarles que se levante acta de la misma y nos entreguen una copia o un justificante de la reunión. Todo ello a fin de que quede documentado todo lo que se ha expuesto en la citada reunión. La solicitud del acta es importante, ya que de persistir el problema todos los pasos que hemos dado habrán quedado recogidos. Esto ayudará al Guardia Civil encargado de recoger la denuncia, que tendrá un relato vertebrado y lleno de episodios que conformaran una excelente exposición de hechos. Todo esto será muy útil, en última instancia, para poner fin a este problema denunciando los hechos. En la mayoría de ocasiones, este punto habrá sido suficiente para que el problema se erradique, ya que como norma general el centro toma medidas y los padres de los niños implicados advierten de la conducta de sus hijos conminándoles a que cesen con la misma.

Si el problema persiste, el siguiente paso es personarse en el cuartel de la Guardia Civil más cercano y relatar los hechos con la mayor cantidad de datos posible. Para ello es bueno que los padres elaboren una especia de línea del tiempo narrando todos los acontecimientos en orden cronológico. A continuación les expondrán la que será la solución más adecuada a cada caso. Como no hay dos iguales, se valora siempre el entorno familiar y social de forma que la respuesta sea la más ajustada para la víctima, tratando de aplicar criterios de proporcionalidad, a fin de solucionar el problema generando los menores trastornos posibles para el menor acosado. El Guardia Civil, atendiendo a la gravedad de los mismos así como si el acoso es verbal o en el peor de los casos, se tratan de agresiones físicas, recogerá la perceptiva denuncia o solicitara el apoyo de una unidad especializada en este tipo de situaciones. Es importante que los padres y madres mantengan siempre un dialogo fluido con el agente que lleva el caso, de modo que puedan comunicarle siempre, cualquier novedad relacionada con el mismo.

Debéis saber que aunque en ocasiones esta medida acarrea otras que pudieran parecer drásticas para los agresores, son las que establece la legislación vigente y que por tanto constituyen una solución para el problema de nuestro pequeño, así como una oportunidad para el agresor. Este se hará consciente de que lo que ha hecho tiene consecuencias y que debe cambiar de actitud para poder convertirse el día de mañana en hombres y mujeres que luchen contra esta lacra.

 

Cartilla del Guardia Civil(1852) Capítulo I , Art.8: “Será siempre un pronóstico feliz para el afligido, infundiendo la confianza de que a su presentación…el que vea a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado…”

               08/03/2018

Ciudadanos Activos

 

Fue en el verano de 2015 cuando dos jóvenes estadounidenses y un francés evitaron, tras saltar sobre un hombre armado con un subfusil y que profería gritos en árabe mientras trataba de perpetrar un terrible atentado, la muerte de decenas de personas quien sabe si cientos. Entonces me plantee si estábamos haciendo todo lo posible para evitar esta serie de cosas. En ese sentido Arturo Pérez Reverte argumentaba que como sociedad, somos una sociedad pasiva y adoctrinada en una excesiva educación, mal entendida, y algo cobarde. Sus palabras no eran estas textualmente pero aludía a la causalidad y no casualidad de que en un tren en el que viajaban cientos de personas europeas, fuesen dos americanos quienes se abalanzasen en primera instancia sobre el terrorista.

Recuerdo como hace ya mas de diez años, observe en el metro de Madrid como un varón trataba de sustraer algo del interior del bolso de una mujer. Yo era solo un niño, pero el vagón estaba repleto, todo el mundo lo vio y nadie hizo nada por evitarlo. De repente una persona que viaja con lo que parecían su mujer e hijos, cogió la mano del amigo de lo ajeno y le reprendió por ello. Justo en ese momento el metro se detuvo, el ladrón salió corriendo y la víctima se marchó. No dio las gracias al hombre que evito que le robaran, quien además lejos de recibir honores como héroe anónimo, se llevó una reprimenda por parte de su esposa por poner en riesgo su integridad estando presentes sus niños.

Años después, y ya como miembro de las FFCCSSE ,sigo asistiendo al robo de un bolso en presencia de multitud de gente, sin que en muchas ocasiones nadie haga nada por evitarlo. Sucede lo mismo con la violencia de género, amenazas, abusos sexuales, agresiones… mayoritariamente la respuesta sigue siendo nula, seguimos agachando la cabeza, seguimos sin decirle a quien maltrata a una mujer delante de nuestras narices que deje de hacerlo. Y ojo, que no hablo de llegar a un contacto físico con el agresor, eso es tarea de las FFCCSSE. Hablo de llamar a la Guardia Civil, a la Policía Local, a la Policía Nacional, hablo de no girar la cabeza. Hablo de ser un poco mas como Schindler, o mejor todavía como Ignacio Echeverría “El héroe del monopatín”, como los americanos del tren…

Hablo de no pasar por la vida de largo, de no permitir que las injusticias se cometan y los injustos campen a sus anchas. Hablo de dejar un mundo un poco mejor, de enseñarles a nuestros hijos que no todo vale y que merece la pena decir basta, basta a las agresiones machistas, basta a la intolerancia, a la injusticia, a la imposición de mis ideas solo porque soy mas fuerte, basta al racismo, a la discriminación, BASTA.

Apuntad una matricula cuando veáis un coche que os resulta extraño, fijaos bien en la complexión y la fisionomía de quien mete la mano en el bolso de un desconocido, decidle algo a quien incomoda a una chica en plena calle, plantaos frente a los que acosan a su compañero de la escuela. Pensad siempre que el desprotegido puede ser vuestro hijo, vuestra hermana, vuestros padres y no tengáis miedo, porque miedo es lo que han de tener quienes quieren imponer su violencia sobre nosotros. Dad ejemplo y dejad que quienes servimos con orgullo al pueblo os sigamos protegiendo para que al cerrar la puerta de vuestra casa cada noche os sintáis en paz y con la confianza de que en la oscuridad de la noche, las luces azules y verdes cuidan de vosotros como merecéis.

Cartilla del Guardia Civil (1852), Capítulo I, Art. 7: “Cuando tenga la suerte de prestar algún servicio importante, si el agradecimiento le ofrece alguna retribución, nunca debe admitirla. El Guardia Civil no hace más que cumplir con su deber; y si algo debe esperar de aquel a quien ha favorecido, debe ser solo, un recuerdo de gratitud. Este desinterés le llenara de orgullo…”

todo el material publicado en Este Sitio Web (incluyendo, sin limitación,proyectos, textos, imágenes, fotografías, dibujos, música, marcas o logotipos, estructura y diseño de la composición de cada una de las páginas individuales que componen la totalidad del sitio, combinaciones de colores, códigos fuentes de los programas que generan la composición de las páginas, software necesario para su funcionamiento, acceso y uso)

Copyright © 2014 -2018 Asociacion Unidad Familiar Guardia Civil

Nuestro horario

Lunes - Viernes08:00 - 22:30
Sábado, Domingo09:00 - 22:00
Asistencia 24 horas

Necesitas Ayuda?

 609 93 85 29

 627 59 81 86

 

Hazte Socio

Si quiere asociarse a nuestra asociación, utilice nuestros formularios descargelos y enviélos a 

sociosunidadfamiliar@gmail.com

Hazte socio
Ficha Sociosmodificada (2).pdf
Documento Adobe Acrobat [142.5 KB]
Ficha asociados segurosgcpnmodificada.pd[...]
Documento Adobe Acrobat [153.1 KB]

Tienes una empresa o negocio?quieres colaborar con la Asociacion 

         llama al

        627 59 81 86

 

 

 

 

 

 

DONACIONES 

GLOBALCAJA

ES10-3190-1051-4144-5446-8622

 

Colaboran

ENLACES DE INTERES 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Unidad Familiar Guardia Civil CIF G-163164199 C/Perez Galdos,6 09200 Miranda de Ebro Burgos Mvil:609938529/627598186 Mail:Unidadfamiliar@unidafamiliarguardiacivil.org